“El arte es…otra forma de tú conocer el mundo, de encontrarte…”

Para ser un joven de 18 años, Joshua Alejandro Zapata tiene una conciencia bien madura, un talento único y una mentalidad muy abierta. La música siempre ha sido parte de su vida, pues su padre, Rigo Zapata, es un reconocido bajista y productor musical de nuestro país; pero la música no siempre fue su único amor. Como todo niño, creció queriendo ser muchas cosas, entre ellas científico, y abogado, no obstante, se fue inclinando más a la música a los 14 años de edad cuando empezó a pasar por algunos momentos difíciles, y, después de “encontrarla”, nunca más la ha dejado ir.

“A mí me impresionó demasiado como la música puede transmitir tantos mensajes, emociones… la música es bien profunda…

Yo decidí que quería hacer algo bien grande, y que quería ayudar a mucha gente, como que enseñarle a las personas cómo tener un estado mental más positivo, ser más consiente y eso, y bueno yo decidí que mi medio sería la música.”

DSC_0292A los quince años tomó la decisión que iba a ser músico, uno de los artistas más reconocidos de este país, y empezó a practicar más la guitarra, el bajo, y a retomar su práctica del piano, pues fue el primer instrumento que aprendió a tocar. Sin embargo, la guitarra es su instrumento favorito, su “compañera”.

“… y en estos últimos años yo lo que me he puesto es a practicar más la guitarra, a aprender mucho sobre literatura, poesía… para escribir canciones… pero me he enfocado más en mi persona, en ser más humano, en entenderme más con las personas, en entenderme más a mí mismo, porque así es como mejor yo voy a poder transmitir un mensaje…”

Joshua se considera también un poco científico. Ya que está consiente de que la música y la ciencia están muy relacionadas.

“La música para mi es uno de los principios básicos del universo, como que principio, sonido, vibraciones, entonces todo es vibraciones, yo tengo por ejemplo una vibración, tú también, todo el mundo tiene una cierta vibración, tu puedes decir que una cierta canción…”

Nos cuenta que hay una vieja ideología que decía que, al cada planeta tener su propio sonido, como por ejemplo la Tierra que suena “om”,  los planetas juntos crean armonía, y hacen música celestial.

“…yo considero que cuando dos personas están en armonía, están en la misma vibración, y por ejemplo en un concierto, ese “feeling”, ese sentimiento de cuando estás en un concierto que a la gente le gusta tanto, es por eso, por esa química que hay entre las personas ahí, como que todo el mundo se sintoniza, es el mismo “feeling”.”

Joshua ZapataSus mayores influencias en la música son Sting, por como escribe, John Mayer, por como toca la guitarra, Jason Mraz, Coldplay, Ed Sheeran, entre otros. La música y sus “héroes” musicales lo han ayudado en todos los sentidos, porque al identificarse con canciones, se siente comprendido y con su alma más calmada.

“… felicidad compartida se duplica, tristeza compartida se parte en mitad. Entonces si estás triste y oyes una canción con la que tú te identificas… por eso es que la gente oye tanta música “corta venas” a veces, yo me imagino porque se identifican y se sienten mejor. Pero bueno, la música me ha ayudado muchísimo, como que me ha ayudado a encontrar mi camino varias veces…”

Para finalizar, le preguntamos a Joshua qué es el arte para él. Y así nos contestó:

“El arte es igual que la religión y la ciencia, es otra forma de tú conocer el mundo, de encontrarte, vamos a decir, tu puedes llegar a Dios por la religión, la ciencia, y yo considero que por el arte también, como que al final todo es uno y uno es todo, y se pueden relacionar al final.”

Leave a Reply