Gyana Mella y el Teatro Aplicado

Lloronas2El teatro no solo es una forma de expresión artística, de interpretación de ficción o de una realidad cuidando lo estético, o un canal para narrar una historia a través de los actores y su contexto, también es una fuente de educación y aprendizaje, de darle una voz a los que la tienen pero en mute por falta de oportunidades. En este tipo de teatro se ha enfocado Gyana Mella. Guionista de la obra “Lloronas” que se ha estado presentando en todo el territorio nacional gracias al IV Festival Nacional de Teatro.

Gyana es una actriz, directora, escritora y educadora dominicana que descubrió su pasión hacia el teatro a los 15 años cuando tomó su primer taller en Casa de Teatro con Manuel Chapuseaux. Luego, se mudó a la Ciudad Corazón por motivos familiares, y tuvo la oportunidad de continuar su preparación durante los cuatro años del bachillerato en el Instituto de Cultura y Arte.

Después de graduarse como bachiller, continuó haciendo teatro en Santo Domingo y en Santiago. Trabajó con Iván García, Claudio Rivera, Franklin Dominguez, Enrique Chao, entre otros grandes del teatro dominicano.

Fue adquiriendo tablas, pero también el deseo de continuar aprendiendo sobre este arte que tanto le apasionaba. Es por esto que decide emprender un viaje hacia Nueva York donde realizó un curso en el Lee Strasberg Theater Institute, y luego hizo una maestría en NYU (New York University) en Educación Teatral para Universidades y Comunidades. Asi empieza Gyana a darle otro sentido al teatro, un sentido más didáctico y aplicado.

Gyanna Mella“Yo me he especializado y me he centrado en crear teatro con un sentido social, un teatro que hable de necesidades sociales, y de hacer teatro aplicado, que es un teatro en espacios no tradicionales, de dar clases a sobrevivientes de violencia doméstica, ir a las prisiones a dar clases, a niños en riesgo, juventud en riesgo, niños que no tienen hogar, y desarrollar teatro a partir de las historias de estas personas con el objetivo de darles una voz, de ofrecerles un espacio para que tengan una voz.”

De este enfoque del Teatro Aplicado surge la obra “Lloronas”, la cual trata sobre el tema de la violencia de género y los feminicidios ocurridos en la República Dominicana. Es una iniciativa que utiliza el arte como vía para concientizar y prevenir este mal social.

“La obra es un proyecto educativo, donde se dan talleres, hay espacio de conversación, espacios interactivos, donde por medio del teatro se explora cuáles son las causas, qué son las influencias culturales, desde una perspectiva sociocultural”.

Con este esfuerzo Gyana y todo el equipo de “Lloronas” pretenden que el público cuestione cuáles son los valores y las ideas que las mujeres y los hombres tienen y están transmitiendo a las futuras generaciones sobre la violencia de género.

“¿Cómo estamos pensando? ¿Qué valores estamos pasando? ¿Yo estoy criando a mi hijo como machista?¿Estoy criando a mi hija como víctima? Entonces eso es lo que estamos cuestionando.”

Lloronas Podríamos decir entonces que el arte, específicamente el teatro, es una fuente de crítica y de reflexión social, pero también de educación. Aunque Gyana nos da una definición mucho mejor que nos deja entender por qué hace lo que hace tan bien:

“El teatro para mi es la vida. Es la oportunidad de reflexión. Es un espejo. Donde nosotros no solamente vemos cosas pero nos reflejamos. Y un espejo que nos lleva a cuestionar, dándonos la oportunidad de crear con nosotros mismos y crear para otras personas. No tan solo interpretar y vivir y revivir vidas. No. Es un espacio de intercambio que se da entre lo que estamos en el escenario y los que están fuera del escenario. Es una interacción, un circulo de energía y de comunicación y es una oportunidad, una dicha.”

 

Leave a Reply