“Cuando tú estás enfocado en la música, tu visión es diferente, el arte te cambia…”

Una vez leí en el libro de William Esper “The Actor’s Art and Craft” una frase que se ha quedado en mi hasta el día de hoy, que dice: “Si no podemos ser humanos, ¿cómo podríamos ser artistas?”, y me da una satisfacción enorme encontrar artistas que piensan de igual manera, como por ejemplo Francisco Antonio Mojica.

Francisco-Antonio-MojicaFrancisco es un músico Banilejo cuyo instrumento que lo define es la flauta traversa. Cuando era un pre-adolescente veía que muchos de sus compañeros estudiaban en la Escuela de Arte Municipal de Bellas Artes, y este decidió copiarlos y empezó estudiando dibujo. En ese entonces la música no le interesaba, y a pesar de que un profesor de guitarra estaba interesado en enseñarle a tocar, éste decía que no le gustaba. Pero como todo lo que tiene que pasar finalmente sucede, a los 16 años,  al ver que la mayoría de sus círculos de amigos estaban en una banda municipal del pueblo y hacían giras, a Francisco le dio el deseo de hacer lo mismo y decidió inscribirse en una escuela de música.

“Eso fue algo que copié sanamente, realmente hasta ahora [yo soy] uno de los pocos que transcendió, llego a un conservatorio, que se graduó y vive de eso.”

Francisco-Antonio-MojicaAl empezar a estudiar música, el instrumento que más le gustó fue la flauta traversa. Aprovechó que el papá de su vesina, que era músico, le envíaba de los Estados Unidos distintos instrumentos que muchas veces se quedaban sin usar, y le pidió prestada una flauta trasversa. Con ella entró a la banda juvenil del pueblo.

Continuó practicando y estudiando mucho su instrumento, y luego, a los 18 años pudo tomar su examen de admisión para entrar al Conservatorio Nacional de Música en Santo Domingo, y al mismo tiempo se inscribió en la UASD en la carrera de Diseño Industrial. Desde ese entonces ha viajado desde Baní a la capital casi todos los días para estudiar, practicar y trabajar.

“Realmente en un principio las personas piensan que el arte no es algo rentable, por eso muchas veces tu familia no te respalda pero luego tú con el tiempo te vas dando cuenta que cuando te gusta algo como oficio todas las puertas se abren y tú económicamente si puedes sobrevivir y vivir. No vives una vida de rico, una vida “wow”, pero realmente todo lo básico, lo importante lo tienes, y tienes lo más importante, que tú vives por tu vocación.”

Francisco no solo es músico, también es artista visual.

“Yo entré al conservatorio, a la UASD, y en Bellas Artes pasé al primer año. Yo pasé los tres exámenes porque yo entré primero al conservatorio en agosto, yo me dije: “Mierquina, pero ir a la capital a pagar un pasaje”, entonces me inscribí en la Escuela de Bellas Artes… La primera vez que apliqué al examen no lo pasé, ya luego en enero seguí en el conservatorio y en la UASD, y volví a Bellas Artes, entonces pasé el examen y se me juntó Bellas Artes, el Conservatorio y la UASD.”

Ya para ese entonces Francisco se tuvo que decidir por una de las tres carreras, porque no le daba el tiempo, entonces se quedó con la música y con la UASD.

“Estudiaba Diseño Industrial en la UASD y música [en el Conservatorio]. Eso fue en el 2005, y hasta el 2010 terminé el conservatorio, me gradué de Profesor de Primera Enseñanza, mención Flauta y nada, entonces ahí fue que comencé a obtener trabajo como músico, y a ‘picotiar’. Después, en el 2013, volví a Bellas Artes. Tomé mi examen de nuevo porque había perdido la matrícula. Y volví a entrar.  Ahora estoy en el segundo año en Bellas Artes.”

No terminó la carrera de Diseño Industrial porque al final de cuentas no era algo que le apasionaba. No obstante, como los estudiantes que se gradúan del Conservatorio y de las escuelas vocacionales del país no obtienen el título de licenciado, sino de Técnico, actualmente Francisco se encuentra estudiando Música en la Facultad de Arte de la UASD, y, simultáneamente, está cursando su segundo año en Bellas Artes.

“Realmente la música es mi pasión. Es lo que más me gusta… La pintura me gusta, yo lo hago bien, me encanta, me fascina, pero mi debilidad es la música.  Yo puedo durar, por ejemplo, como ahora que tengo dos semanas que no dibujo nada, pero sin tocar mi instrumento yo no puedo durar ni dos o tres días sin tocar nada de música. Uno siente como una depresión , un vació”.

Francisco cree que la música, o una pasión en general, te mantiene alejado de vicios.

“Cuando tú estás enfocado en la música, tu visión es diferente, el arte te cambia, y si tú lo haces sanamente tú no tienes vicios… porque tú sabes, muchas veces, cuando la mente de uno está sin nada que hacer, la vagancia, la mente vacía… ahí afloran muchas cosas negativas, de las cosas malas que uno lleva dentro, porque somos seres humanos, todos cargamos cosas malas dentro, y eso es lo que va haciendo que tus partes malas vayan resaltando, pero cuando tú tienes tu tiempo ocupado, enfocado en el arte, en lo que tu desees, lo que sea tu vocación, eso no permite que tu mente esté divagando y que entren cosas malas… entonces al tu estar ocupado en lo que sea, eso te disipa la mente constantemente y más el arte, que aparte de que es una actividad física, también se conjuga lo que es la parte espiritual, que es algo importante…

Francico-Antonio-MojicaComo muchos artistas, Francisco tambien entiende que para ser artista, uno primero debe de aprender a ser humano.

“La música [el arte] viene siendo, un vicio sano. Porque ser artista no solamente es tú tocar un instrumento, pintar, lo que sea, tú tienes que llegarle a la persona, tocarle el corazón, y eso lo permite la parte espiritual. Si tú eres una persona degenerada, no una persona correcta, eso es lo que tú le vas a transmitir al otro…

Eso es lo más importante. El artista como tal es muy fuerte porque un artista puede ser lo más sublime, lo mejor del mundo, pero también te puedes encontrar con artistas que son el diablo, que son personas infernales, porque el arte traspasa esa barrera que no la traspasa todo el mundo. Las personas común y corriente.

Este joven músico tiene sus pies bien puestos sobre la tierra, sabe lo que tiene y lo que quiere, y dice que su arte es lo que más lo llena espiritualmente como ser humano. Dice que con la música se siente más nivelado, y es lo que le da más alegría y más felicidad. Y de esta manera define Francisco al artista:

“Un artista es alguien que crea. Al tu crear tú tienes contacto con lo que está más allá de lo normal, de lo que todas las personas ven como común y corriente, el artista pasa esa línea, y se va mas allá. Por eso una artista es más propicio a creer en cosas sobrenaturales, muchos fenómenos. Porque solamente así un artista puede crear, creyendo en otras cosas, o sea, no se puede limitar a cuatro paredes…

Solamente un artista muchas veces tiene esa mente amplia de similar todo eso, y eso es lo que permite es: “¡Wow que bella pintura!” “¡Que bella música!”, “¡Que bella composición!”… Pero la gente común y corriente se lo encuentra bello porque es un mundo diferente en el que ellos no pueden traspasar, eso es lo que pasa realmente.”

Leave a Reply