¿Cuál es la importancia del arte en la sociedad?

Si, te lo has preguntando un montón de veces pero no logras llegar a una respuesta concreta o a una conclusión sobre cuál es la importancia del arte en la sociedad

Sabes que el arte es fundamental para la cultura de una sociedad, y tal vez poder debatir este tema con alguien, pero necesitas tener unos argumentos más precisos de los que tienes, porque como artista las ideas que ves son más sensibles y sentimentales que precisas. 

A lo mejor eres un estudiante de este oficio y quieres saber cómo se puede vivir del arte hoy en día, y como no conoces mucho acerca del arte como profesión, dudas si esta es la carrera para ti. 

Pero ¿sabes una cosa?

Vivir del arte hoy en día es totalmente posible y factible, gracias a la globalización y herramientas como Internet, la cual te ayuda promocionarte como artista y vender tu arte online.

Por eso si quieres vivir del arte o generar ingresos del mismo, primero debes estar consciente y seguro de su importancia en la sociedad.

El efecto del arte las personas

Los humanos son por naturaleza artistas, por ende, el origen del arte comienza con el origen de la humanidad. Desde la pintura rupestre hasta la última pieza contemporánea creada, el arte ha servido como medio, forma y fuente de expresión. 

Está más que hablado y estudiado que los mensajes tienen un impacto, ya sea de forma positiva o negativa. Lo que se expresa produce en el receptor un efecto, por lo que bajo ese concepto, queda clara la importancia del arte por su cualidad de canal y de emisor.

Sin embargo, más allá de ser un transmisor de mensajes o canal de expresión, el arte, como actividad creativa, tiene un efecto liberador, curativo, y de desarrollo personal.

Además, el arte sensibiliza, y los artistas, al ser seres sensibles, crean una mejor sociedad.

¿Por qué debes estar consciente de la Importancia del Arte en la Sociedad?

Hay dos razones principales por las que tienes que tener claro la importancia del arte si quieres vivir de él.

En primer lugar, porque si no estás consciente de la importancia de tu arte, y lo útil que este puede ser para la sociedad, nadie más lo hará.

Y, segundo, porque si no conoces lo que hace a tu arte relevante no podrás hacer que la sociedad lo haga tampoco, y, al final del día, son los miembros de esta que van a generarte ingresos a través de tus creaciones. ¿O no?

Tener claro el aporte y los beneficios que tu arte le proporciona a la sociedad te servirá para vender y crear una marca que te diferencie del resto, y no solo eso, sino que también ayudará de una forma u otra a mejorar la vida de las personas que se pongan en contacto con tu obra.

Míralo de esta forma: vender tu arte es un negocio para el beneficio de los demás.

¿Cuál es la importancia del arte en la sociedad?

EL ARTE COMO TERAPIA

El arte es una forma de expresión, y como tal ejerce un efecto liberador y desestresante para quien lo practica y/o lo disfruta.

Es por esto que se utiliza en la psicología desde hace años como terapia para mejorar, sanar y dejar a un lado cualquier enfermedad mental o trastorno que una persona pueda estar atravesando, con ayuda de elementos artísticos o formas de creación de arte.

La arteterapia es una herramienta curativa que se formalizó a partir de los 1920. En aquel entonces, los profesionales de la salud mental comenzaron a notar que algunos de los pacientes que sufrían trastornos mentales se expresaban por medio de la pintura u otras formas artísticas.

Esto despertó el bombillo de los investigadores en el área y dieron con la estrategia del uso del arte como forma de terapia cuando un método verbal no era eficiente.

El arte como terapia es una técnica de tres canales: el terapeuta, el cliente o paciente y el arte. Sin embargo, no todo es tan absoluto, pues no es necesario pasar por la consulta de un psicólogo o psiquiatra para obtener los resultados curativos del proceso creativo en el que se manifiesta el arte.

Si nos enfocamos en la terapia como tal, esta puede tener lugar en diversos escenarios, incluyendo consultas privadas, centros comunitarios, cárceles, escuelas y hospitales.

Se emplea usualmente con personas que padecen estrés postraumáticos, ya sea por abusos sexuales, o alguna vivencia traumática, como incurrir en conflictos bélicos o ser víctimas de accidentes a grandes escalas.

También se aplica con individuos que sufren enfermedades físicas como el cáncer, SIDA, con personas diagnosticadas con autismo, demencia o alzheimer, depresión, esquizofrenia u otros trastornos psicológicos, con niños con retraso escolar, problemas de atención u otra serie de dificultades que muchos infantes presentan en la actualidad, entre otros.

Gracias a que no se requiere una habilidad, o el manejo impecable de las técnicas del arte que se desee practicar para expulsar las emociones, la arteterapia la puede utilizar toda persona que así lo desee.

Con este método, los individuos logran vencer o resolver conflictos psicológicos, así como mejorar habilidades sociales y comunicativas, pues el arte representa otro medio de comunicación.

Todo esto debido a que quien lo practica lo hace en un ambiente agradable, poco invasivo, libre y utiliza su mente de una forma que le permite estar enfocado en el momento presente, dejando fluir sus pensamientos y su creatividad.

Arteterapia también es una herramienta empleada para el desarrollo personal, para aliviar tensiones del día a día y para promover el autoconocimiento.

Por lo mismo, no es necesario padecer un trastorno psicológico o trauma para acudir a esta técnica de expresión a través del arte.

Así como la terapia del arte no se emplea en una localización en específica, también se formula por medio de distintas manifestaciones artísticas (teatro, danza, pintura, música, escritura, collage, escultura).

Quien lo aplique cuenta con la libertad para expresar aquello que le angustia, le provoca miedo, le aflige, o causa frustración, dejando salir con su creatividad esas emociones que no sabía cómo manifestar de una forma convencional.  

El artista o paciente que utiliza el arte como terapia es el único que tiene la potestad de darle significado a su obra.

Por eso, el terapeuta se limita a dar las instrucciones del ejercicio que crea conveniente y provee el silencio y el espacio preciso para que la actividad creativa se realice sin interrupciones externas que puedan causar distracciones y romper con el proceso de internalización.

EL ARTE COMO MEDIO DE COMUNICACIÓN Y CRÍTICA SOCIAL

ARTIVISMO

Quizás hayas escuchado esta palabra o visto este tipo de manifestaciones, pero no le habías puesto un nombre.

Artivismo es la contracción de las palabras arte y activismo para denominar al grupo de actividades artísticas que se desarrollan con el propósito de promover o impulsar un cambio en la sociedad.

Estas actividades se basan en llevar la atención a un tema ignorado o “tabú”, realizar reclamos para ocupar espacios públicos, o levantarse en contra de decisiones políticas que afectan al colectivo de la humanidad de forma directa o indirecta.

Los artivistas no se limitan a realizar solamente arte callejero en todas sus vertientes, sino que se ha producido a través del tiempo una nueva forma de comunicar un mensaje de una manera no lineal, en donde el receptor tiene la oportunidad de participar, responder y aportar al cambio social que el artista impulsa con su iniciativa.

Aunque su denominación sea relativamente nueva, el artivismo es una actividad que se realiza desde hace tiempo, pues el arte, en infinitas ocasiones ha servido como plataforma y herramienta de expresión para realizar cambios importantes en la sociedad.

En especial en tiempos donde la libertad se hallaba reprimida, como lo han sido las luchas independentistas, la búsqueda incansable por la democracia, o la demanda por el respeto a los derechos humanos.

La represión a la que el humano ha estado sujeto a lo largo de nuestra historia ha provocado precisamente una necesidad de expresión, y el arte, aparte de buscar una estética o de servir para el escape de la realidad en forma de entretenimiento, tiene como función informar, educar, y a la vez, posee la habilidad de mover las masas y de impactar de manera colectiva a la sociedad.

Todo esto con el fin de lograr un cambio favorable deseado, o llanamente, crear conciencia sobre un tema que afecta a la humanidad.

En el artivismo se utiliza el arte para generar un cambio en la sociedad, pero sin limitarse a la exposición misma de una obra, sino que busca la participación de un colectivo para que esta cobre un sentido, o pueda llegar a su etapa culmine.

DISTINTAS FORMAS DE ARTIVISMO

INSTALACIONES ARTÍSTICAS

También, está el caso de los artivistas que realizan instalaciones ya sea en museos o en las calles.

Las instalaciones artísticas surgen a mediados del siglo XX. Éstas nunca fallan cuando se trata de acaparar la atención y/o sorprender al espectador, pues suelen ser piezas de gran magnitud espacial, con temas conceptuales actuales o polémicos que se clasifican como parte del movimiento artístico contemporáneo.

Más allá de la capacidad de acaparar la atención del público por su peculiaridad, las instalaciones artísticas poseen una cualidad que le agregan un valor distintivo: su capacidad de interacción.

En muchas ocasiones, el artista crea piezas que están logradas para que el espectador sea parte de ellas y así cobren un total sentido. Esto hace que formen parte de éste nuevo término: artivismo.

GRAFFITI

Otra forma de artivismo muy popular es el Graffiti, el cual se remonta a los años 60 en la ciudad de Nueva York, inspirado por la cultura del Hip Hop, y por la necesidad de expresar frases libremente en las calles de la ciudad.

Hoy en día obras como las del grafitero británico Bansky o las del estadounidense John Fekner buscan con su arte transmitir ideales y mensajes de concienciación social y política.

Sus obras han generado admiración y críticas, y con ellas, una gran popularidad que les ha permitido catapultarse como los grandes de su área, y desarrollar una estrategia con su marca personal.

En ocasiones estos artistas, para poder expresar su idea o manifestar su mensaje, se ven en la necesidad de violar la ley. No han sido pocas las historias de artivistas que han tenido problemas con el sistema judicial por querer realizar conciencia o un cambio social.

ARTIVISMO E INTERNET

En la última década se ha visto el fenómeno de actividades artísticas de forma colectiva o en red, impulsadas, promovidas y alcanzadas gracias a la plataforma de Internet.

Tal es el caso de Irational.org y Critial-art.net ambas agencias colectivas que promueven el arte con mensajes de crítica social, llamados de justicia y que buscan hacer reflexionar a los que tengan un encuentro con él.

Luego de familiarizarnos con el término artivismo y entender cómo sirve como canal para transmitir mensajes que buscan o promueven un cambio en la sociedad de forma colectiva, podemos enlazarlo con la era digital y cómo Internet es un medio más que utiliza el arte para enviar mensajes activistas.

Internet es una herramienta que unifica al mundo. Rompe con límites temporales, territoriales, y hasta lingüísticos. Es por esto que al momento de realizar actividades que movilicen a la sociedad y creen conciencia, no hay mejor plataforma para hacerlo que en la Red.

Mira las Redes Sociales (RRSS), por ejemplo, por ellas se canalizan mensajes y se conectan personas de todo el mundo con un solo clic.

Seguro estás familiarizado con algunos movimientos activistas que se difundieron por Twitter o Facebook, y cómo resultaron de gran impacto positivo en la sociedad, ya sea a nivel ambiental, político o simplemente por su iniciativa de crear concienciación y alerta sobre un tema que esté o no en la palestra pública.

Tú, como artista, si tienes el propósito de influir de manera consciente o subconsciente en la mente colectiva de la sociedad con el objetivo de mejorar el mundo, cuentas con la herramienta más poderosa que nos ha proporcionado esta era digital para compartir tu arte y realizar una obra por el bien común que llegue más allá de los transeúntes: Internet.

El artivismo se caracteriza por la colectividad. La obra, que es el mensaje, no sirve de mucho sin la participación de las personas.

Internet permite precisamente esto, que el número de participante sea ilimitado. Llegando a rincones del mundo que si no fuera por la Red no pudieras alcanzar, debido a que no todos tenemos la oportunidad de estar o presenciar de forma física las instalaciones, murales u obras.

Sin embargo, hoy en día podemos apreciar todos estos trabajos gracias a personas que se dedican a compartirlos por Internet, sin importar la hora o el lugar en que se realice el activismo artístico.

Y he ahí una de las grandes ventajas del arte en la sociedad.

Mientras más individuos lo vean y entiendan el mensaje que este arte en particular quiere transmitir, más oportunidades habrá de influir y generar un cambio o un impacto en la sociedad.

LA GESTIÓN CULTURAL

Otra manera de promover el arte y que se aprecie su importancia en la sociedad es a través de la gestión cultural.

Un gestor cultural es la persona que se encarga de administrar los recursos de una organización o entidad cultural, velando que los servicios y productos que ofrecen alcance al mayor número de personas posible de forma satisfactoria.

Existen distintos tipos de organizaciones culturales:

  • Productoras culturales: Asignan recursos para la producción de eventos culturales
  • Empresas distribuidoras: Distribuyen bienes o servicios culturales.
  • Entidades de representación (Managers): Administran y promueven la carrera artística de un creador.

Un producto cultural es cualquier actividad cultural, ya sea un bien o un servicio. Podemos diferenciar varias clasificaciones de productos culturales:

  • Bien cultural: Es una actividad artística creada por una identidad para el disfrute y beneficio de una masa, la cual busca generalmente lucrarse de ella. Entre estas creaciones se encuentran los libros, los videos, las pinturas, las esculturas, los CD’s, etc.
  • Servicio cultural: Es una actividad artística creada para que se consuma en el momento de su ejecución o exhibición. Estas actividades tienen una fecha de caducidad, y no pueden ser reproducidas tantas veces como una canción o un libro, por ejemplo. Debido a esto, se les consideran únicas y/o exclusivas, y se realizan, generalmente, con una finalidad no lucrativa. Algunos ejemplos son exposiciones, festivales culturales, obras de teatro, etc.

¿Por qué es importante la Gestión Cultural?

Los esfuerzos que se realizan en la gestión cultural son fundamentales para el desarrollo y el impulso de la cultura y del arte de una nación. Si no se trabaja para explotar estas actividades se dejaría morir lo que le da color y riqueza a un país.

Conociendo cuál la importancia del arte, y de cómo éste impacta positivamente la vida de quien lo realiza y de quien lo recibe, podemos identificar realmente dónde radica la importancia de esta actividad.

En ocasiones, las entidades públicas dejan el sector cultural a un lado, aislado de los recursos del estado, o recibiendo una mínima atención.

Todo esto sin entender que si no se promueve la cultura y el arte, se deja perder la esencia y las costumbres de una localidad, y no solo eso, sino que se priva a la sociedad del derecho de disfrutar de todos los beneficios que tiene el desarrollo artístico.

Se necesitan personas que entiendan cuál es la importancia del arte en la sociedad, y de cómo este es parte intrínseca de la cultura, para que este sector no viva siempre en una especie de peligro de extinción, batallando constantemente para poder subsistir.

Por eso y más debería de interesarte a ti como artista ser también un gestor cultural.

Esta profesión no debería ser ejercida por una minoría notoria, sino lo opuesto, cada ciudadano del mundo, está llamado a participar y a promover la cultura y el arte, porque es parte inherente del ser humano.

Siempre hay formas de emprender proyectos, de unirse a ideas creativas que busquen un bien social, de crear actividades para promover el arte. Solo es cuestión de dejar los miedos y de utilizar herramientas poderosas como Internet para hacerlo.

Evidentemente, una de las funciones que debes desarrollar si te interesa ser un gestor cultural, y quizás la que ocasiona más obstáculos, es la de buscar y administrar recursos, tanto humanos como económicos, y es normal que los recursos los busques a través de entidades gubernamentales o privadas.

Sin embargo, lo interesante de vivir en la era digital es que gracias a Internet no es necesaria u obligatoria la participación de estas organizaciones, o de los medios de comunicación tradicionales para poder realizar e impulsar una actividad de gestión cultural de forma independiente.

Existen distintos sitios que te permitirán recaudar fondos de una forma libre, como Indiegogo, RockethubFundAnythingPozible.

Estas plataformas permiten crear campañas con una meta de donaciones establecidas en un plazo de tiempo determinado. Es importante que tengas en cuenta que de todo el ingreso que obtengas, la interfaz se cobra un porcentaje por gestión y comisión, que ronda entre el 3% a 10% de las ganancias.

Allí, personas de todo el mundo, no solo emprendedores o participantes recurrentes en estas plataformas tienen la oportunidad de donar, sino que, gracias a las redes sociales, puedes compartir y difundir tu campaña con personas alrededor del mundo, lograr que se sientan identificadas y motivadas por tu causa, y así realicen sus donaciones.

Conociendo esto, solo tienes que decidirte, e investigar sobre las distintas tácticas y estrategias que puedes emplear por medio de Internet para impulsar tu campaña y poder realizar la actividad artística que te interese para promover tu cultura. 

LA IMPORTANCIA DE APRECIAR ARTE

La apreciación del arte es una manera alternativa y hermosa de entender la vida, a nosotros mismos y a nuestro entorno.

Cuando vemos una película, presenciamos una obra de teatro o una pieza de danza, cuando leemos literatura, cuando escuchamos música u observamos una pintura, por lo general tratamos de buscar el significado detrás de la historia que el artista quiere transmitir y lo interpretamos en función de lo que sabemos de la vida.

El lenguaje del arte, expresado a través de sonidos, colores, formas, líneas, e imágenes, a veces dice más que las mismas palabras. El arte alcanza nuestras almas, conectando lo que hay dentro de nosotros con las realidades externas.

Cuando estamos constantemente expuestos a expresiones artísticas, tendemos a desarrollar nuestra preferencia estética, y al cultivar nuestra estética personal (con respecto al arte), nos motivamos a crecer y a aprender más. Empezamos a conocer nuestro concepto de “belleza” y aprendemos qué colores, formas, imágenes, sonidos, nos dan placer.

Nos conocemos a nosotros mismos a través del arte, ya que nuestra percepción de éste es lo que nosotros somos.

Cuando apreciamos arte, nos podríamos identificar con el artista o con los personajes que estos crean, y reflexionar sobre nuestros propios deseos y sentimientos, y también podríamos sentir emociones y deseos que no acostumbramos a sentir.

Aprendemos sobre el pasado, el presente y el futuro, cuando apreciamos arte. 

Las artes nos enseñan las diferentes realidades culturales a través de generaciones, y mientras las apreciamos, somos capaces de combinar nuestra comprensión del mundo con nuestras emociones en el momento.

La apreciación del arte nos da la oportunidad de ampliar nuestro conocimiento y de pensar creativamente. Al prescenciar arte, nos adentramos a la realidad que el artista ha creado o creamos nuestras propias realidades.

Según el profesor Semir Zeki, neurobiólogo de una universidad en Londres, cuando apreciamos fijamente grandes obras de arte, la parte del cerebro que se estimula es la misma que cuando nos enamoramos.

El sentimiento del deseo y el afecto que tenemos cuando sentimos amor por alguien, es el resultado de nuestro cerebro dejando salir dopamina, la sustancia química que nos hace sentir bien.

Experimentar o apreciar arte es calmante. Los individuos que se encuentran en un estado de depresión incluso pueden utlilizar la apreciación de obras de arte para encontrar alivio de estrés y tensión.

Y por último pero no menos importante, mientras los miembros de una sociedad estén más en contacto e inmersos en el arte y la cultura, hay menos probabilidad de que éstos se inclinen por la delincuencia y/o a la vagancia, pues el arte sensibiliza e inspira a las personas a ser mejor.

Es por esto que es fundamental el fomento de las artes y de la cultura en una sociedad.

CONCLUSON

Conocer cómo puede influir el arte de forma positiva en la vida de las personas y la sociedad es una gran ventaja y sirve de motivación y estrategia para vender tu art dejar atrás tu posible miedo de vender tu arte y vivir de él.

Hoy en día no solo tienes la oportunidad de darte a conocer y vender tu arte en Internet, sino también de influir de manera positiva y generar un cambio en la sociedad con tan solo compartir una pieza tuya en la Red.

No es un secreto para los amantes del arte saber que, ya sea creando o admirando una obra, podemos recargar nuestra vida de energía positiva y de expulsar lo negativo. El arte tiene efecto curativo, y esto es una ventaja más para promover lo que haces como artista.

Tal vez no te interese más que crear lo que te nace, expresar lo que  tu cuerpo necesita expresar. Pero tú, como ser creativo, entenderás mejor que nadie los beneficios de incorporar el arte en nuestras vidas y promoverlo como una herramienta fundamental para cambiar el mundo.


Si te ha gustado este artículo, te invitamos a que lo compartas con tus amigos artistas y amantes del arte.

Y para ti, ¿Cuál es la importancia del arte?

¡Déja tu respuesta en un comentario!


¿Quieres vivir del arte o generar ingresos del mismo?

Hemos preparado un eBook donde te explicamos PASO A PASO cómo puedes aprovechar INTERNET para promover e impulsar tu carrera artística en esta era.

¡Haz clic aquí y consíguelo ya!

como vivir del arte

Facebook Comments